Castilla La Mancha

castilla la mancha

Castilla la Mancha es una comunidad autónoma llena de mucha historia, con un rico patrimonio y una inmensa variedad de enclaves naturales que la convierten en un auténtico regalo para el turismo.

Es un destino de interior muy demandado que sorprende y engancha por su gran variedad y continuos contrastes.

Está formada por cinco provincias: Guadalajara, Toledo, Cuenca, Ciudad Real y Albacete.

 

Los Imprescindibles

guadalajara

Guadalajara está situada entre Madrid y Zaragoza. Ciudad fronteriza con una gran historia y cultura que se refleja en sus monumentos.

Esta provincia está llena de múltiples pueblos con encanto con unas tradiciones fieles y hermosos edificios medievales y renacentistas.

Tesoros escondidos se encuentran esperándote en esta provincia que tiene muchas experiencias que regalar.

 

 

toledo

Toledo está situado en pleno centro de la península ibérica y es considerada la «Ciudad de las tres culturas».

Ciudad con un encanto especial debido a su historia, su singularidad y arte que se aprecia por cada una de sus calles, detalles y patrimonio cultural.

No dejemos escapar sus miradores que nos permiten apreciar la ciudad en una increíble tranquilidad.

 

 

cuenca

Cuenca está situada en la cuesta cerro de San Cristóbal a 28 metros de altura entre los ríos Júcar y Huécar.

Ciudad considerada Tierra de fronteras. De origen árabe, Cuenca está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Destacamos sus enclaves naturales de su alrededor y sus enormes pueblos castellanos.

 

 

ciudad real

Ciudad poco conocida pero con un encanto infinito con su impresionante puerta de Toledo coronando la ciudad.

Iglesias de arte mudéjar, casonas manchegas y edificios de corte historicista y modernistas te sorprenderán.

Ciudad Real cuenta además, con unos alrededores naturales que son auténticas maravillas, como el Parque Natural de las Tablas de Daimiel o Parque Nacional de Cabañeros.

 

 

albacete

Albacete es una de esas ciudades para detenerse y obsérvarla de cerca para disfrutar de su enorme oferta cultural.

Tiene encantos tan preciados como la Sierra del Segura o las Hoces del Júcar, sin dejar atrás todos sus encantadores pueblos con sus castillos o fortalezas.