Islas Baleares

islas baleares

Las Islas Baleares son el caribe español. Un auténtico paraíso con aguas cristalinas y arena blanca que nos regalan momentos mágicos llenos de vida. Calas de ensueño, naturaleza espectacular, además de increíbles puestas del sol son de las muchas cosas que nos podemos encontrar en este rincón español.

Las islas baleares están compuestas por cinco islas Mallorca, Menorca, Ibiza, Formentera y Cabrera. Además, cuenta con varios islotes. Un lugar privilegiado que presume de ser un destino turístico de ensueño.

 

Los Imprescindibles

mallorca

 

Mallorca posee más de 500 kilómetros de costa y es una isla llena de contrastes con rincones espectaculares.

Es una isla para todo tipo de gustos y colores, que van desde largos arenales secretas calas, pasando por multitud de pueblos de interior cargados de historia y herencia patrimonial, atravesando su capital: Palma, ciudad monumental frente al mar, recorriendo paisajes sorprendes y llegando a parar a zonas montañosas únicas en el mundo.

 

 

menorca

 

Menorca es una isla que enamora y que  no deja indiferente. Perderse entre sus calas escondidas y encontrarte en medio del paisaje disfrutando de la vida, de la tranquilidad y del mundo, es un regalo para compartir con todo turista que quiera vivir esta experiencia.

Pueblos blancos llenos de vida, puestas de sol inigualables, acompañan a estas calas a hacer de esta isla aún más mágica si cabe.

 

 

ibiza

 

Ibiza es conocida por su vida nocturna, pero ¡Ibiza es sin duda  mucho más!

Recorrer la isla y disfrutar de sus calas y playas con aguas turquesas y cristalinas te hacen sentir lleno de vitalidad, porque cada cala desprende paisajes increíbles que vivir y descubrir.

Piérdete por rutas tan increíbles como el Atlantis o saborea el encanto de los pueblos ibicencos. ¡No querrás volver a casa!

 

 

formentera

 

Formentera está llena de color, de vida, de magia gracias a sus maravillosos paisajes naturales y sus espectaculares y numerosas calas.

Playas perfectamente definidas, como sacadas de una postal, con el agua turquesa y sus olas dibujando una belleza diferente.

Su interior tiene un encanto especial con historia, con rincones escondidos, con cuevas o lagos y multitud de bosques.